lunes, 24 de septiembre de 2007

Una nueva mirada sobre el acuciante fenómeno troll.

SOBRE LA LEY DE TROLLS.

Por intermedio del Dr. Camestres, que todavía está ocupado tratando de arreglarnos el problemita ese de los blogomangos, concertamos una entrevista con el Dr. Isidro Rivarola Boggiano, destacado jurista y abogado del Consejo Argentino de Propietarios de Trolls.

A continuación, transcribimos textualmente la entrevista grabada con el Dr. Rivarola Boggiano.

-Doctor, tenemos entendido que ustedes están tratando de crear un marco legal tendiente a regularizar la situación de los trolls. Puede explicarnos, exactamente, en qué consiste?.
-Bueno, sucede que creemos que hay que establecer reglas de juego claras para saber cuando un blog tiene el derecho de declarar un troll como propio.

-Y qué factores intervendrían en la, ah...adjudicación de un troll a un blog determinado?
-Principalmente, si usted tiene un blog y aparece un troll que no se puede comprobar que haya entrado con anterioridad en otro blog, usted tendría todo el derecho de apropiárselo y registrarlo como suyo, ya que el mismo sería un especie de res nullius o cosa de nadie como los animales "mostrencos" o salvajes.

-Y si el troll aparece en distintos blogs, con varios nicks?
-En ese caso, se los considera personas jurídicamente distintas. El troll, bajo su nick A, puede pertenecerle a usted, y, bajo su nick B, a otro blog.

-Supongo que la posesión de un troll genera obligaciones.
-Sí. El propietario tiene que alimentarlo al menos una vez cada dos semanas, o se convierte de nuevo en un individuo libre.

-Y qué derechos se derivarían de esa propiedad?
-Siendo suyo, usted estaría en derecho de someterlo a público escarnio cuantas veces se le antoje. Además, propietarios de otros blogs no estarían autorizados a hacer mofa de él, ni a nombrarlo en forma expresa.

-Pero, si el troll es mío, estoy en mi derecho de lucrar con él?
-Seguramente. Usted puede, por ejemplo, alquilarlo a otro blog. Aunque la idea suene a priori un tanto absurda, no está exenta de lógica. Hay blogs muy chicos, o poco conocidos, que pueden verse beneficiados con la aparición de un troll. No es raro que, de pronto, nuevos visitantes acudan al blog, solo para putear al troll, y, luego, se entusiasmen con la temática y se queden, convirtiéndose en lectores habituales.

-No se me había ocurrido que pudiera alquilar un troll mío a otro blog.-Sí, y dos o más blogs muy chicos, o de presupuesto reducido, pueden alquilarlo en forma compartida. También está la opción del leasing, o sea, alquiler por un tiempo fijo con opción a compra.

-Y si me canso de mi troll, qué puedo hacer?
-Puede canjearlo a otro blog que tenga interés en él. Un blogger me decía el otro día que los trolls son como las esposas, solo vemos los defectos de las propias y las virtudes de las ajenas.

-Y si un troll se me escapa, y va a hacer estragos a otro blog?-Si en el otro blog no molesta, puede dejarlo por un tiempo. Nosotros llamamos a eso, dejar pastar al troll. Ahora, si molesta, usted, como compensación, tendría que dejar que un troll del blogger perjudicado entre a pastar en el suyo.

-Qué hago si no quiere volver?
-Tiene derecho a reclamarlo, y si es necesario a recuperarlo por la fuerza pública. Si el otro blogger no quiere devolverlo, es considerado secuestro, con todas las implicancias legales que eso conlleva.

-Doctor, le agradezco en mi nombre y el de todos los bloguetianos por su gentileza en concedernos esta entrevista para aclarar un temajurídico tan novedoso como apasionante.

-El placer ha sido mío. Aprovecho para enviar mi saludo a todos los bloguetianos.



Autor: gustavo

(Pensador, científico loco, quilmeño, bostero, padre co-fundador de Bloguetia, y sobre todo un muy buen tipo, actualmente reside en Alemania.)

Y para homenajearnos que mejor que SONNE de RAMSTEIN, no encontré trolls, pero si esta versión hard de una Blancanieves onda dominatrix y sus siete enanos.

Etiquetas: