jueves, 5 de marzo de 2009

PRIMER CONTACTO.



Tras décadas de infructuosos intentos por detectar la presencia de inteligencias extraterrestres, que hicieron a algunos investigadores albergar la sospecha de que tal vez los humanos estuviéramos solos en la inmensidad del Universo, finalmente el 28 de junio del 2059 se dio el primer contacto con una forma de vida alienígena.

Fue a los tripulantes de la Estación Espacial Hawking, de la Agencia Espacial Europea, a quienes les cupo el honor de ser .los primeros en establecer comunicaciones, para gran desencanto de las otras naciones que tenían bases en el espacio : los norteamericanos, los chinos, los rusos, los norcoreanos y los iraníes.

El día antes mencionado, las comunicaciones de la Hawking fueron interferidas por un mensaje transmitido desde una nave interestelar que apareció súbitamente frente a la estación espacial. El gigantesco vehículo, cuya longitud aproximada se estimaba en unos 3500 metros, se desplazaba a una velocidad incalculable y sus tripulantes afirmaron provenir de un planeta al que llamaron Terpenius, que, según relataron, se hallaba a varios miles de años luz de la Tierra.

Los visitantes afirmaron que desde tiempo atrás estaban observando la civilización terrestre, y habían llegado a la conclusión de que nuestra raza había llegado a un grado suficiente de evolución como para beneficiarse del contacto con culturas más avanzadas. Pedían, como muestra de buena voluntad y para comenzar con el intercambio, la entrega de varias decenas de miles de toneladas de uranio, oro, platino, iridio y otros metales raros que, según afirmaban, estaban escaseando en Terpenius. Aseguraban, además, que la humanidad solo tenía que encargarse de poner en órbita un contenedor con los preciados minerales, y que luego los terpenianos mismos se encargarían de trasladarlo a su mundo. Los visitantes afirmaban que esperaban la decisión terrestre en seis meses.

Numerosas y febriles negociaciones tuvieron lugar entre los representantes de las naciones europeas, evaluando las posibles alternativas. Finalmente, los gobernantes consideraron que, si bien lo solicitado por los extraterrestres representaba la casi totalidad de las reservas europeas de los minerales mencionados, las ventajas del intercambio con una cultura tan avanzada superarían largamente los inconvenientes de la pérdida de esos valiosos e irreemplazables metales, dando a la vieja Europa un irrefrenable impulso tecnológico.

Así las cosas, y a costo de enormes esfuerzos, cuando seis meses después la nave regresó, ya estaba en el espacio el gigantesco contenedor repleto de los valiosos metales. Los terpenianos cargaron en la bodega de la inmensa nave el material, y prometieron regresar a la mayor brevedad para cumplir con su parte del intercambio.

Tras otros quince meses de tensa espera, la nave regresó, encabezando una flota de quinientos artefactos similares, los cuales, atravesando la atmósfera terrestre, descendieron en múltiples puntos de todos los países europeos, donde descargaron enormes contenedores blindados con una espesa capa de plomo. Sin más aclaraciones, y negándose a tener conversaciones con los líderes europeos, emitieron un comunicado expresando su benplácito por la fructífera colaboración entre Europa y el Imperio Terpeniano, y se retiraron apresuradamente.

Cuando los científicos europeos se decidieron a abrir los contenedores esperando encontrar maravillas tecnológicas comprobaron, para su desmayo, que todos estaban llenos de deshechos radiactivos altamente contaminantes. Los astutos terpenianos, decididos a descontaminar su planeta, habían usado a Europa entera como depósito de residuos. Para complicar las cosas, los extraterrestres habían construido los contenedores de tal modo que, si se trataba de abrirlos o desplazarlos de los puntos donde habían sido depositados, una explosión liberaba el contenido contaminando todo en un radio de 50 kilómetros.

Si bien las otras Grandes Potencias expresaron su indignación por la estafa perpetrada por los terpenianos, y enviaron los mensajes oficiales de rigor, expresando su fingida solidaridad, sus gobiernos respiraron aliviados: la temida ventaja tecnológica europea no se concretaría.

En otras partes del mundo, entretanto, los habitantes empobrecidos de muchas naciones de Asia, África Oceanía y América, sonreían satisfechos. Y es que, siglos después de que sus antepasados tuvieran que someterse durante generaciones a los supuestos beneficios de una civilización impuesta por la fuerza, finalmente alguien les había vendido a los europeos espejitos de colores.



Autor: gustavo

Etiquetas: , , , ,

7 comentarios:

A las 5 de marzo de 2009, 16:05 , Blogger Mantis Atea ha dicho...

Excelente gustavo uno de los mejores cuentos que te he leido.

 
A las 5 de marzo de 2009, 18:24 , Blogger Paula de Bera ha dicho...

Uff, me mató este cuento, pero me mató bien. Qué bueno cómo los estafaron a esos turros oportunistas!!!
Si en el 2059 llega a pasar esto (se que voy a ser muuuyyy vieja), en cuanto atisbe a una nave espacial, voy a descorchar el primero de muchos champagnes, jajaja, a la salud de los hipócritas ventajeros!!
Besos, y felicitaciones.
Genial!!!

 
A las 5 de marzo de 2009, 22:14 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Muy bueno!!! He regresado de los infiernos.

Un lujo, la verdad.

Saludos a todos!!!!

 
A las 6 de marzo de 2009, 16:13 , Blogger Jimena ha dicho...

Heeyyyyyy!! A ver si me hacen la letra más grande que no veo un joraca!!! jajajajajajaja

Gente!! Cómo andan? Los busqué intencionalmente y por suerte los encontré!!! Bloguetia reloaded!!

Besos a todos!!!

Jime.

 
A las 6 de marzo de 2009, 16:16 , Blogger Jimena ha dicho...

Heyyyy!! Discriminación!!! No veo la letra!!!!! Jajajajjajajajajaj

Cómo andan todos??! Los busqué intencionalmente y los encontré!! Bloguetia Reloaded... Me alegro muchisimo!!!

Les mando un beso grande... En especial al Mosqui.

Besos

Jime

 
A las 10 de marzo de 2009, 21:16 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Y? como andamos???

 
A las 14 de marzo de 2009, 22:24 , Blogger malena ha dicho...

jaja! buena historia!
un beso.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal