lunes, 23 de noviembre de 2009

EL PAÌS MÀS CHICO.



Los paisanos de siempre se dedicaban a discutir los pormenores del día en El Aujero´el Cuis, aprovechando que era feriado, por ser Nueve de Julio. Salió el tema de la Guerra de la Independencia; y de ahí la conversación transcurriò por algunos meandros hasta que alguien comentó que había países que, por independientes que fueran, parecían de chiste de tan chicos que eran. Los más leídos mencionaron a Luxemburgo y el Vaticano.

-Eso no es nada, mi amigo-dijo Barrales-páis chico dendeveras, yo lo he visto en mi pago.

-No sería más chico que el Vaticano, deseguro-dijo el pulpero.

-Se equivoca, mi amigo- dijo el viejo molesto por la incredulidad del pulpero-, era más chico. Pasa que en mi pago, Ñandubay Hachado, vivía hace tiempo el Hilarión Arana, en un rancho que se caía a pedazos. El viejo siempre fue raro, pero más viejo se ponía, y más raro se volvía. Con decirle que hizo un mangrullo en el patio, porque estaba seguro que los ranqueles iban a volver tarde o temprano, y no quería que el malón lo agarrrara de sorpresa.

Bueno-siguió-el asunto es que el viejo era de leer tuito lo que encontraba, y un día se le metió en la cabeza que no había que pagar impuestos, que total pa´lo que hacían los del Gobierno con la plata, era todo un robo. El intendente se enojó cuando el viejo se retobó, y le mandó al comesario a convencerlo. El viejo, que era medio anarquista, le dijo que de ahí en más él se declaraba independiente, y que no iba a pagar más impuestos. Tanto lo enredó al comesario el viejo, que se jué a priguntarle al intendente si lo tenía que meter preso, o no.

-Y el intendente, supongo que lo hizo meter en el calabozo-asintió con la cabeza don Saravia.

-Pasa que venían las elesiones-aclaró Barrales-, y no quería quedar mal metiendolo preso al viejo, ansi que dicidió de ir a verlo pa´hacerlo entender razones. El viejo Hilarión, que era muy léido, le salió con que la Convención de Montevideo del 33 decía que un páis tenía que tener territorio, gobierno, relaciones con otros países y una población estable. Ansi que, dijo el viejo, él tenía un territorio, que era, con el rancho y la quinta, una media hetárea, él era el gobierno y él trataba con las otras autoridades del estranjero, porque en ese mismo momento estaba hablando con el intendente de Ñandubay Hachado. El intendente le dijo al viejo por las buenas, que le faltaba eso de la población estable, porque cada vez que el viejo iba al almacén, el territorio quedaba vacío.

-Y lo convenció?-preguntó el pulpero.

-No me va a creer-dijo Barrales riéndose-lo ladino que era el viejo. Le dijo al comesario que él tenía un chancho, y el chancho estaba siempre en el corral, asi que el territorio nunca quedaba desierto, por más que él se juera al pueblo, y que la Convención de Montevideo no aclaraba si la población estable tenían que ser crestianos, chanchos o quirquinchos. Ansi que el comesario se jué, sin saber qué hacer, y el viejo le puso de nombre a su páis Mangrullo Alto, y se nombró presidente y nunca más pagó impuestos.

-Y todavía existe, ese páis?-preguntó alguno desde el fondo.

-Eso es lo mejor, mi amigo-dijo don Barrales-. Un tiempo endispués salió un gringo loco lleno de plata que se enteró vaya uno a saber cómo del asunto, y le comprò al viejo el rancho, con mangrullo y todo por un montón de patacones. Hasta el chancho, le comprò. Asi que el viejo hizo un negocio bárbaro con eso de decir que era presidente.

-No, si es como yo digo. Los políticos siempre hacen plata-comentó pensativo el pulpero.


Autor; Gustavo


Buenas tardes.

Etiquetas:

9 comentarios:

A las 24 de noviembre de 2009, 8:46 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Buena historia. Bien escrita.

 
A las 24 de noviembre de 2009, 9:21 , Blogger Antonio ha dicho...

Esto me ha causado gracias. Pasare mas seguido.

 
A las 25 de noviembre de 2009, 8:58 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Hola.

Toño, me gustò mucho eso de la "declaraciòn". Son buenas ideas. suerte.

Anònimo, Gustavo es lo màs mejor!!

Saludos

 
A las 26 de noviembre de 2009, 9:10 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Y Gustavo donde anda? No viene?

 
A las 26 de noviembre de 2009, 12:47 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Gustavo està en Alemania, anònimo. Entra de vez en cuando. Por lo demàs, estoy yo solo.

Saludos

 
A las 26 de noviembre de 2009, 23:50 , Blogger Roxana ha dicho...

Bue, pasaba a darle una manito Don Gaucho ya que anda con intenciones de resucitar el blog, así suma comentarios...
Saludos

 
A las 27 de noviembre de 2009, 9:03 , Blogger Roxana ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
A las 28 de noviembre de 2009, 11:44 , Blogger Irene ha dicho...

Me sumo a Roxana, sumando otro comentario....y vamos sumando nomas!! Viva el verbo sumar!

 
A las 28 de noviembre de 2009, 11:53 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Bienvenida de vuelta, Ire!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal