jueves, 16 de septiembre de 2010

OLIMPIA DE GOUGES.




Hola amiguitos, vamos a ver la historia de una de las mujeres más destacadas de la Revolución Francesa, la historia de Marie Gouze mas conocida como Olympia de Gouges.

Nació en Francia un 7 de mayo de 1748, en Montauban se casó no por amor sino en uno de esos matrimonios arreglados, vivió así sin amor, (que es una de las sensaciones más tristes que puede experimentar una persona), con un anciano rico, al enviudar quedó con suficientes medios como para tener una vida sin necesidades.

Si bien no tuvo una educación tradicional era una mujer inquieta y llena de una gran necesidad por conocer y aprender, transitó el teatro y los salones y clubes republicanos durante el período prerrevolucionario lleno de despertares y nuevas ideas y de sobre todo ideales.

Esta mujer que se destacó por su belleza tanto interior como exterior fue una de las redactoras de un petitorio al Rey en el que le solicitaba en el nombre de las mujeres francesas el derecho a la instrucción y a la obtención de un empleo para asi poder evitar caer en la prostitución y para poder educar a sus hijos.

Ya con la revolución el el 26 de agosto de 1789, la Asamblea de la Revolución aprueba la "Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano", que seria la guía el faro que iluminaría al mundo con sus ideales a imitar como el derecho a las libertades de opinión, de prensa y religión.

Pero por desgracia y lamentablemente, esta declaración solo se referia al hombre como género dejando de lado a la mujer, que tanto había hecho por la revolución.

Asi fue como Olympia de Gouges se alzó valientemente y criticó esta traición, alertó a la opinión pública por la exclusión de la mujer, la cual quedaba afuera de los derechos humanos y por lo tanto de la ciudadanía.

Su empuje entonces la llevó a organizar clubes femeninos, imprime manifiestos denunciando estos hechos y elabora valientemente la "Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana".

La parte final del Preámbulo de esta Declaración rezaba: "En consecuencia, el sexo superior tanto en belleza como en coraje, en los sufrimientos maternos, reconoce y declara, en presencia y bajo los auspicios del Ser Supremo, los Derechos siguientes de la Mujer y de la Ciudadana".

Y el articulo 1º establecía: "La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos, Las distinciones sociales sólo pueden estar fundadas en la utilidad común."

Quizás por el dolor propio de una vida de opresión fue que se alzó pidiendo la abolición del matrimonio y su sustitución por la paridad de derechos entre el hombre y la mujer.

Pero quizás también fue el hecho que la distinguió como mujer, de aborrecer la muerte como castigo, que votara en contra de la muerte de Luis XVI y de su esposa Maria Antonieta, lo que la condenó, Robespierre no perdonaría nunca este hecho.

Al poco tiempo en 1793 la situación cambia y son excluídas de los derechos políticos.

Tuvo el valor de enfrentarse cara a cara con Robespierre "El Incorruptible" cuando otros callaron por miedo.

Son cerrados los clubes femeninos, no pueden reunirse mas de cinco mujeres juntas, Olympia junto a otras valientes mujeres se resistió a estos cambios pero desgraciadamente fueron detenidas, ya que nada tenia que perder salvo la vida.

Por esto fue en el mes de vendimiario de 1793 es encarcelada y juzgada por contrarrevolucionaria y el 2 de noviembre condenada a muerte por el tribunal Revolucionario durante el periodo que se llamo del "Le Terrerur", algo parecido cuando Bloguetia se vio obligada a cerrar sus fronteras.

Un día después Olympia de Gouges subió erguida dando muestras de un valor que muchos hombres no pudieron imitar al cadalso, a los pocos días su compañera de lucha Madame Roland siguió el mismo camino.

Es de destacar que era larga la espera hasta llegar al patíbulo, ya que eran muchos los ajusticiados en esos tiempos, la guillotina se erigía en las plazas, se iba alternando, dado que era tanta la sangre que el lugar quedaba hecho una carnicería, donde los perros iban a lamer la gran cantidad de sangre que descendía del patíbulo, el lugar emblemático en Paris era la Plaza de la Concordia donde actualmente se erige el obelisco egipcio.

Dicen que con voz serena esta mujer dirigiéndose a la muchedumbre que la insultaba les gritó: "Si la mujer esta capacitada para subir a la guillotina, también debería estar capacitada para subir a las tribunas públicas!!!" si eso no es tener los ovarios bien puestos no se me ocurre otro ejemplo igual.

El día antes de morir le envió estas líneas a su joven hijo: “Muero, querido hijo, víctima de mi idolatría por la patria y por el pueblo. Sus enemigos, bajo la máscara del republicanismo, me conducen, sin remordimientos, al cadalso. Muero, hijo mío, inocente”.

No me resta nada mas que decir, salvo que no me cabe la menor duda que las palabras del Preámbulo por ella redactada son ciertas, Olympia demostró una vez mas con el ejemplo que pertenecia al: "sexo superior tanto en belleza como en coraje".

Autores: Mirko y su mosquito bailarin

Etiquetas:

8 comentarios:

A las 12 de septiembre de 2010, 22:12 , Blogger Mónica ha dicho...

Cuántas Olympias siguen habiendo!
Luchadoras,buscando derechos iguales a los hombres,perseguidas,sacadas del medio por "agitadoras"...
Por suerte, la cosa está cambiando.Y que sea sin sangre.

Abrazos

 
A las 13 de septiembre de 2010, 8:13 , Blogger Neogeminis ha dicho...

Extraordinaria mujer de la que , te agradezco, nos hayas traído la historia. Cuántas han pasado luchando y sufriendo para que hoy ne día todavía tantas otras sigan careciendo de igualdad de derechos. Parece mentira!

Un abrazo.

 
A las 13 de septiembre de 2010, 10:37 , Blogger Luna ha dicho...

Parece una lucha en la que no terminamos de triunfar.

Detalle: es la Terreur


Besos


http://lavidaenpixeles.blogspot.com/

 
A las 13 de septiembre de 2010, 11:17 , Blogger Epístola Gutierrez ha dicho...

Muy buen post! Muchas mujeres ejemplo han acabado como Olimpia al luchar por los derechos que son justamente merecidos.
Parece absurdo que se haja matado por estas causas, parece absurdo que aún hoy todas las mujeres no tengan sus derechos.
Un beso.

 
A las 13 de septiembre de 2010, 13:07 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Hola.

Si, evidentemente, una gran persona.

Se pone en evidencia, la diferencia entre su accionar, y lo que se entiende hoy en dìa, como "feminismo".

Ella nunca renegò de su femineidad.

Una gran mujer, realmente.

Saludos

 
A las 13 de septiembre de 2010, 13:13 , Blogger Epístola Gutierrez ha dicho...

El feminismo no es algo malo, si se entiende como una lucha por la igualdad de derechos respetando diferencias y libertades individuales.
Creo que el problema surge cuando hay fanatismo, como en todo.
Poner energías en los temas de las mujeres no quiere decir que nos pongamos en contra de los hombres, y ya es tiempo de que entendamos que la mejor manera es ir juntos, más allá de las elecciones personales, que todas son válidas.
Perdón, me fui del tema del post, pero me surgieron ganas de responderte.
Un beso.

 
A las 19 de septiembre de 2010, 1:37 , Blogger leandro molins ha dicho...

gaucho si yo te mando cuantos, me los pones?, o seguis con los viejos?.

 
A las 19 de septiembre de 2010, 10:38 , Blogger Mónica ha dicho...

Mandale Lean, los va a poner o lo insulto finoli para moderarme, total acá no hay supresión,hay abstención jaja.
Aunque dudo:
1-que lea este post,está caducando.
2-porque no perteneciste a los fundadores de Bloguetia.

Seguimos participando?

No está taaan mal que reponga los viejos.El público siempre se renueva (Mirtha Legrand.

Gauchito, una gauchada para un re fundador,y dale la membresía sin quórum de asistentes.

Besos para los 2

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal