martes, 28 de diciembre de 2010

ANTROPOFAGIA




(Primera fundación de Buenos Aires. Los horrores del hambre (grabado de la obra de Schmidel). Ulrich Schmidel, autor de la obra "Viaje al Rio de la Plata" (1567). Figura con Pedro Hernandez que redacto los "Comentarios de Alvar Nuñez Cabeza de Vaca" (1555), entre los primeros cronistas del Río de la Plata, a la derecha se pueden ver a los ajusticiados que les faltan partes de sus cuerpos)


Hola a ver ¿quien no estuvo tentado alguna vez de pegarle un mordisco a un culito hermoso? hoy vamos a ver un tema tabú por lo menos para una sociedad como la nuestra, y es el de la antropofagia.

En realidad la antropofagia ha ido de la mano del hombre desde la noche de los tiempos, se ha comprobado que ya desde el neolítico hay indicios que indican que se practicaba, las razones a través de la historia del hombre han sido tanto por estado de necesidad, religiosas o culturales.

En la América precolombina esta práctica era bastante usual, el sentido religioso, el simbolismo que representaba el hecho de comer determinadas partes del cuerpo del enemigo, por el hecho de transmitir el valor del mismo, o el sentido religioso al comerle el corazón aún palpitando.

Es de destacar que en toda América se lo practicaba, acá en el Río de la Plata los querandíes y los charrúas se mandaron mas de un incauto español, Solís y sus compañeros que bajaron en la banda oriental fueron muertos y comidos en presencia de los horrorizados compañeros.


Acá en la primera fundación de Buenos Aires los españoles sitiados por los querandíes llegaron a comer los cuerpos de los compañeros ajusticiados por haber matado un caballo, cuenta Ulrich Schmidel el historiador que vino con Pedro de Mendoza, como una mañana vieron que los cuerpos colgados de los ajusticiados les habían cortado las nalgas y los muslos, (esa historia la cuenta Mujica Lainez en su De la Misteriosa Buenos Aires.

Los Moches del Perú también comían carne humana al realizar los sacrificios religiosos.

Pero donde mas se registró el consumo fue en Centroamérica, es mas el nombre caníbal proviene de una de las tribus que junto a los caribes eran conocidos por alimentarse de carne humana.

Cuando Hernán Cortez desembarcó en el actual México comprobaron lo extendida de esta práctica, es mas tanto las tribus de la confederación de Tlaxcala, como los aztecas mismos realizaban sacrificios humanos diariamente, dicen que cocinaban a sus víctimas en grandes calderos con tomates ajes y pimientos justamente los mismos ingredientes del actual pollo a la mexicana. Las crónicas cuentan que los Teocalis donde se efectuaban los sacrificios humanos estaban sus escalinatas bañados de sangre y que les hacían recordar a los mataderos de Sevilla por la cantidad de sangre y moscas.


Como dato interesante es de destacar la resistencia por parte de los arqueólogos hasta mediados del siglo XX a admitir que los mayas, un pueblo tan adelantado en la astronomía y las matemáticas también efectuaran la práctica del canibalismo, es que no podían admitir que esta condenada práctica fuera realizada por un pueblo que dominara las matemáticas, evidentemente esos arqueólogos no conocieron a mi profesora de matemática Schokron en el Nacional Manuel Belgrano, ahí hubieran comprendido que el sadismo bien podía ir de la mano de la ciencia matemática.

En Europa han quedado registrados casos por el estado de necesidad de habitantes de ciudades sitiadas que tuvieron que comer a sus muertos, tal el caso de la ciudad de Numancia sitiada por los romanos, como también se habla de Cartago.

Es notable como se repiten cuando se estudia el tema del estado de necesidad en la jurisprudencia inglesa, sobre todo de casos en alta mar, donde no solo se recurrió a la antropofagia de cadáveres sino también se llegó al homicidio y después comer la carne de las víctimas, obviamente a los sobrevivientes se los condenaba por homicidio.

En el siglo XIX se hizo famoso el caso de expedición de los Donner, “Donner Party", una expedición integrada en su gran mayoría por una familia, los Donner que intentó cruzar la Sierra Nevada, en el oeste de USA y por una serie de circunstancias adversas tuvieron que pasar dos inviernos sin ayuda, siempre se sospechó que no solo tuvieron que recurrir a ingerir carne de cadáveres sino que llegaron a matar para comer y así salvar sus vidas.

En los tiempos de Stalin en la década del 30 la zona mas rica de Rusia era Ucrania y los propietarios que aun existían llamados Kulaks se resistieron a vender al Estado soviético su producción, y comenzaron a acapararlo y a destruir sus cosechas como demostración de fuerza, por ello Stalin ordenó quitarles todo el grano y el ganado (ya que el resto de la nación se estaba muriendo de hambre) y luego de requisarles todo cercaron con tropa la región impidiendo la salida y entrada de todo ser vivo, me imagino lo que hubiera durado un "piquete fashion de sojeros" durante el época de Stalin.


Si bien nunca se supo la cifra exacta de las víctimas, si se calcula que murieron aproximadamente tres millones de ucranianos de hambre, al poco tiempo se hizo público el horror ya que se supo que hubo numerosos casos registrados de antropofagia, siendo en general las víctimas los niños, existían bandas de enloquecidos que se dedicaban a matar a incautos que deambulaban solos por los caminos o inclusive a asaltar casas desprotegidas y luego eran devorados por ellos.

Ya durante la Segunda Guerra Mundial, la población civil de Lieningrad cercada por el ejército alemán padeció el hambre y murieron también cientos de miles de rusos, y también se registraron muchísimos casos de antropofagia, que si bien eran castigados con la muerte en parte se hizo la vista gorda.

Quizás el caso mas emblemático que uno recuerde es el de los integrantes del equipo de rugby urugayo que sobrevivieron al accidente aéreo en la cordillera de Los Andes.

En realidad resulta casi increíble pensar en morir de hambre existiendo la posibilidad de alimentarse de carne humana, ya que la supervivencia se basa solo en un cambio de mentalidad, es que el hombre primitivo que llevamos dentro y el instinto de conservación hacen aflorarlo, en los momentos de desesperación, haciendo desaparecer en poco tiempo siglos de tabú y de principios culturales.

Pero como dato digno de tener en cuenta es que hay una enfermedad llamada Kuru extremadamente rara que se encuentra casi de manera exclusiva entre los habitantes de Nueva Guinea, quienes practicaban una forma en forma ritual la ingesta de los cerebros de las personas muertas como parte del ritual funerario.


El kuru produce cambios neurodegenerativos parecidos a los de la enfermedad de Creutzfeldt Jakob.

Enfermedades similares aparecen en las vacas como la encefalopatía espongiforme bovina, también llamada la enfermedad de las vacas locas que se origina por la ingesta del alimento balanceado que les dan al ganado en Europa y USA, el cual estaba elaborado dentro de sus ingredientes de huesos molidos de ganado vacuno.

Al parecer la naturaleza es reacia a que queramos comernos a nuestros semejantes, asi que en todo caso solo demosle un mordisconcito a ese lindo culito y basta.



Autor: Mirko y su mosquito bailarin.


Buenos dìas.

Etiquetas:

4 comentarios:

A las 21 de diciembre de 2010, 11:50 , Blogger Viejex ha dicho...

Interesante el artículo. Uno no escapa a la cultura que lo formó y por eso da un poco de asco, pero no tengo dudas de que llegada la extrema necesidad la mayor parte de los humanos lo haríamos.

Una observación: al final dice,, basado en sólo dos casos de canibalismo (el de los nativos de nueva Guinea y la enfermedad de la vaca loca) Al parecer la naturaleza es reacia a que queramos comernos a nuestros semejantes pero sin embargo hay varias especies que lo practican sin sufrir, al menos que se sepa, enfermedades degenerativas.

 
A las 21 de diciembre de 2010, 14:31 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Y debe ser, Viejex. Mirko es un mentiroso!!

Feliz navidad!!

Un abrazo.

 
A las 21 de diciembre de 2010, 16:54 , Blogger Tatuagem ha dicho...

Somos capaces de todo para sobrevivir.

Saludos

 
A las 22 de diciembre de 2010, 11:48 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Si, Tatuagem!!

Hasta de hacernos polìticos!!!

Feliz navidad!!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal