jueves, 16 de diciembre de 2010

LOS CABALLEROS DE LA NOCHE.

Hola amiguitos, hay un principio universal del derecho que dice "Nulla poena sine lege" esto quiere decir en otras palabras que para que un hecho sea un delito debe haber una ley anterior que asi lo diga, este es el principio universal de la irretroactividad de las leyes.

En otras palabras la ley que establezca que un hecho es un delito tiene que ser obviamente anterior al hecho, ya que es necesario que la persona que lo comete saber que si lo realiza esta cometiendo un delito y por eso va a ir en cana, y no por el contrario que luego de haber cometido determinado hecho al tiempo se establezca que ese hecho que en su momento de realizarlo no estaba castigado luego de haberlo cometido con el tiempo me vengan con que era un delito y que me castiguen.

Como ejemplo contrario en la "gloriosa" Facultad de Derecho nos daban el caso del Juicio de Nüremberg donde fueron juzgados y sentenciados algunos de los jerarcas del derrotado Tercer Reich y varios de estos fueron ahorcados y sus cenizas tiradas al río por hechos que en su momento cuando los cometieron no estaban castigados por ley alguna.

Uno de los ejemplos clásicos que nos daban en la Facultad de como las leyes tuvieron que amoldarse a un hecho que hasta ese momento no estaba configurado como delito fue el que cometieron los denominados "Caballeros de la Noche".

En la noche del jueves 24 de agosto de 1881, (me imagino que era de luna llena) un grupo de hombres entraron en uno de los lujosos mausoleos de la Recoleta, mas precisamente en el de la familia Dorrego y se apropiaron de un ataúd conteniendo el cadáver de Doña Inés Dorrego descendiente de mártir Manuel Dorrego, y lo trasladaron a la bóveda de otra familia y alli la ocultaron, lo interesante es que habían planeado estos pelotudos ocultarlo en un mausoleo de otra familia pero cuando lo llevaron se dieron cuenta que no entraba por la puerta, así que se dirijerion a otro y ahí pudieron entrarlo y lo dejaron parado ya que no había lugar para dejarlo acostadito.

Al otro día pidieron un rescate de 2.000.000 de pesos una suma sideral para la época, por su devolución.

Estos nabos que pertenecian a una banda autotitulada "Los Caballeros de la Noche" al poco tiempo cayeron todos en cana su madriguera quedaba en el actual barrio de Belgrano y estaba liderada por un tal Alfonso Kerchowen de Peñarada, hijo de una rica familia belga pero que habia dado el mal paso, lo peor es que los pelotudos se habían organizado como una especie de logia, por los tintes de los escritos que encontraron, eso si esta logia parecía de Los Tres Chiflados.

El problema que se suscitó cuando quisieron condenarlos era que como el cadáver no era una cosa es decir no era susceptible de tener un valor no se los podía condenar por el delito de robo ni tampoco de secuestro extorsivo.

La defensa de los "Caballeros de la Noche" alegó que lo que habían hecho no era delito, por no estar prevista esa acción en el Código Penal, finalmente la Cámara de Apelaciones ordenó la liberación de estos dado que no cometieron delito para le ley argentina.

Por ello al poco tiempo se sancionó el Código Penal de 1886 que impuso de dos a seis años de prisión al que sustrajere un cadáver para hacerse pagar su devolución, dentro de los delitos contra la propiedad.

Y así fue como la sustracción de cadáver figuró como una extorsión entró y se quedó en el Código Penal, y es uno de los cuatro artículos que están en el capítulo de las extorsiones.

El referido artículo 171 establece: "Sufrirá prisión de dos a seis años, el que substrajere un cadáver para hacerse pagar su devolución".
Todo eso gracias a un grupo de pobres pelotudos con suerte, eso si la logia se disolvió y cada uno se dedicó a seguir una vida al pedo.

Autor: Mirko y su mosquito bailarin.


Buenas tardes.

Etiquetas:

6 comentarios:

A las 12 de diciembre de 2010, 19:38 , Blogger OPin ha dicho...

Es tan bueno que me lo afanaría para mi blog. Super interesante. Me hace acordar de un hecho de hace poco en que una funeraria en lugar de enterrar a los fiambres los tiraba por ahí y se ahorraba los gastos. Resulta que nadie fue preso porque no es delito, ya que el cadáver es una "cosa" y nadie pidió rescate.
Zafaron de caer en esta enmienda.
Un abrazo

 
A las 12 de diciembre de 2010, 20:41 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

La verdad, Opin, yo no habìa pensado en una cosa asì.

Pero que pràctico!!

No los vendìan para experimentos secretos??

Harìan plata!!

Un abrazo.

(el post agarràlo para lo que quieras. No creo que a Mirko le importe!!!!)

 
A las 13 de diciembre de 2010, 8:46 , Blogger Neogeminis ha dicho...

jajajaa...la verdad es que en esta Argentina nuestra ya no me sorprende nada!...sea en el siglo XIX, el XX oen el XXI nos venimos destacando por tener abundancia de bandas de pelotudos con suerte! jejejee
Un abrazo!!!

 
A las 13 de diciembre de 2010, 12:45 , Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Neogèminis, es exactamente asì

solo que ahora son polìticos.

Un abrazo.

 
A las 28 de diciembre de 2010, 21:46 , Blogger Tatuagem ha dicho...

Y si roban cadaver por vandalismo? No cuenta?
jejeje que suerte
Feliz Año nuevo!

 
A las 17 de agosto de 2014, 17:35 , Blogger Jacqueline Rombaldoni ha dicho...

donde encuentro el fallo de camara??

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal